Placentofagia: ¿una moda?

 

Por: Paula Díaz Álvarez

Matrona, Dip. En Parto Natural, Acupunturista,

Certificada en Medicina Placentaria

 

Debido a toda la revolución por la confesión de la actriz Josefina Montané sobre el consumo de la placenta, mi deber como Matrona certificada en Medicina Placentaria es pronunciarme al respecto:

De las manos de Naoli Vinaver, en un Curso de Partería Tradicional Mexicana, fue la primera vez que vi, toqué y olí una placenta de una forma distinta a como la había visto antes en los partos. Comprender las raíces ancestrales y la memoria genética que trae un placenta es impresionante, y más encima aprender todos sus beneficios que uno puede obtener tan sólo con un pedacito del tamaño de un maní para elaborar homeopatía es desbordante. Con los años e investigando descubrí que los Chinos se la comen preparada al vapor, y que no sólo tiene beneficios para la mujer sino para el hombre también porque mejora el recuento espermático. Así, por mi lado de la Acupuntura llega otra nueva información a su favor.

Quise seguir aprendiendo y gracias a la vida conocí a Daniela Salinas (Doula), quien me enseñó el respeto por el “árbol de la vida”, sus rituales como mujer mapuche y a transformar las bondades de la placenta en Medicina, fue aquí cuando me di cuenta que cada placenta es única, como una huella, y que tiene maravillosas bondades que entregar tanto al bebé como a su madre.

Las mujeres comenzaron a escribirme y comentarme sus experiencias: “me siento con más energía desde que tomé las cápsulas”, “se me detuvo el sangrado”, “Tengo más leche”, “mi pareja me las quita!!” 🙂

Y este aprendizaje nunca termina, gracias a las chicas de Almatriz pude empaparme de la experiencia de Amanda Johnson de IPPA (Internacional Placenta and Postpartum Association) y conocer Medicina Basada en Evidencia, la cientificación de la placentofagia, por muy “moda” que surja debido a que personas famosas lo difundan esto va más allá….tiene un trasfondo fisiológico, emocional y espiritual.

Por lo tanto, si desea hacerlo por beneficios físicos para recuperación post-parto, por reincorporar la esencia perdida en el parto (medicina china), por un ritual cultural o espiritual, o por moda…..Hágalo!! En más de 100 placentas trabajadas sólo he visto beneficios. Según la OMS usted tiene el derecho a “escoger el destino de su placenta” es parte de la gestación, puede desecharla, enterrarla, hacer un recuerdo o comérsela!!

Leyendo diversos artículos encontramos muchos a favor y en contra, podemos buscar estudios y también encontraremos de ambos (como en todo), sin embargo, los que NO la recomiendo señalan: “no son concluyentes sobre beneficios o riesgos”.

….entonces ¿por qué no?

Veamos…los argumentos en contra señalan: que es algo de animales, que es asquerosa, que te puedes intoxicar o que simplemente no tiene ningún beneficio. Analicemos…existen estudios sobre etología y beneficios de la placentofagia animal, que a pesar de sus conocidos beneficios no son extrapolables al humano. La “intoxicación” debido a que la placenta es un “filtro” de sustancias que ingiere la madre en el embarazo (cadmio, niquel, drogas). Primero: ¿qué consumen las gestantes? una mujer gestando cuida mucho su alimentación y evita sustancias tóxicas, por otra parte, no se encapsulas placentas de madres que tengan algún antecedente de drogadicción por ejemplo. Segundo, la placenta permite el paso de moléculas pequeñas, virus, tóxicos, no las atrapa, vuelve a la circulación sanguínea de la madre. Tercero, si una persona consume tóxicos los acumula en la grasa y ya están en su cuerpo, ¿qué más da si se coma la placenta? Lo que se debe cuidar es cómo se prepara esa placenta: cadena de frio y asepsia…fundamental!! Y si te da “asco” NO TE LA COMAS!!

Veamos los estudios a favor: “Revista Ecology of Food and Nutrition” encuesta a 198 mujeres que la consumieron con efectos positivos (40% mejor humor, 26% mas energía, 15% mejor lactancia, 7% disminuye sangrado, 12% otros) Algunos critican el efecto placebo que puede tener porque son mujeres q voluntariamente quisieron consumir la placenta y que deseaban tener efectos positivos…..me pregunto ¿qué tiene? si la idea es esa ¿no? sentirse mucho mejor en el puerperio. Bueno, pero para darle más evidencia a los excéntricos se publica este año la Tesis Doctoral del Dr. Sergio Sánchez Suarez y el Centro Médico de Investigación Canarias Biomédicas “INFLUENCIA DE LA REINCORPORACIÓN ORAL DE PLACENTA (ROP) AUTÓLOGA TRAS EL PARTO, EN LA EVOLUCIÓN BIOQUÍMICA SANGUÍNEA Y LÁCTEA, comprobando el incremento en sangre de vitaminas y minerales, más marcadamente vitamina K2, que disminuiría el sangrado post-parto, y ácidos grasos que aumentarían la producción de leche materna. También encontraron hormonas del parto, por lo cual, proponen continuar investigando sus efectos como sería la sensación de bienestar que disminuiría de la depresión post-parto.

Por tanto, para finalizar, el único factor en contra es el cultural, el rechazo de esta práctica, las bases fisiológicas y estudios bromatológicos demuestran las virtudes de la ingesta de la placenta en diferentes formas (batidos, cápsulas, gotas). El único factor que podría impedir ingerirla sería alguna patología de la gestación, signos de infección en el parto o consumo de sustancias tóxicas.

ASI QUE BIENVENIDA PLACENTA!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s