Mi parto

Tuve suerte de encontrar a una matrona que conociera técnicas
alternativas a las tradicionales, las sesiones antes del parto fueron
buenísimas, porque aprendí cómo se iba desarrollando mi
bebé, los cambios en mi cuerpo, cómo prepararme mejor para el tan anhelado momento del nacimiento de un hijo, ya que los nervios son
grandes, las ansias también, especialmente si se es primeriza; y con las
técnicas aprendí a respirar mejor, a relajarme, que es muy importante
no estar tensa ni contraer los músculos pues más cuesta el parto, y
ejercicios para responder de una buena manera a las contracciones.
Ya en la previa al parto, el incienso y la música de relajación
ayudaron mucho a que el ambiente en la sala fuera lo más agradable
posible, mi matrona siempre me decía que no había que perder la calma,
además que ella, con su paciencia y tranquilidad me ayudó a no perderla.
Ella también me enseñó a hacerle masajes a mi bebé, los cuales sirven
para muchas cosas y en especial para estrechar el lazo con el hijo.
Ahora, si Dios así lo quiere, cuando tenga otro bebé creo que optaré
por el parto natural por todo lo que me han enseñado y obvio que
espero que sea mi misma matrona.
Paula Mañao Gómez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s