Mi Experiencia de Parto

 

Primero que todo, comenzaré contando que durante todo mi embarazo me imaginé teniendo a mi hijo de manera natural y lo más humanamente posible, para ello me preparé en casa escuchando música de relajación y haciendo ejercicios prenatales para mejorar y dar elasticidad a los músculos que van a intervenir en el momento del parto. Con el pasar del tiempo, gracias a una amiga que me invito a una charla de parto humanizado, fue que conocí el Centro Obsnatura, al cual me incorporé y asistí en mis últimos controles de embarazo.

Cuando llegó el momento en que entre en trabajo de parto nunca imaginé el dolor que sentiría con las contracciones, pensaba que las podría controlar mucho más, al igual que otras mamis que se ven bastante concentradas y sin muestras de dolor, pero mi cuerpo no resistía, y eso que estaba recién comenzando el proceso. Una vez en la clínica, no solo estuve con mi matrona de base Paula, sino también con la matrona Natalia, quienes me brindaron todo su apoyo, comprensión, acompañamiento y ayuda durante el trabajo de parto. Gracias a los métodos naturales para aliviar el dolor que usaron, logré dominar la situación, las contracciones y hacer que el dolor disminuyera. Con el uso del balón, del cojín de semillas, aromaterapia, musicoterapia y más, la experiencia que estaba viviendo cada vez se volvía más hermosa y el dolor ya no significaba nada. Pensé que todo saldría como lo había imaginado. Pero, a veces, la vida y el destino te tienen deparadas otras cosas.

 

Una vez que rompí bolsa el dolor se hizo insoportable y ya nada me aliviaba. Si tan solo mi bebé se hubiese puesto en la posición correcta y hubiese bajado su cabecita, pero por tal motivo y luego de muchas horas de trabajo de parto, mi parto terminó en cesárea. Fue muy duro para mi aceptar aquello, ya que no era lo que yo quería. Yo quería que mi pareja viera nacer a su hijo de una forma diferente, natural y con mucho amor. Sin embargo, gracias al equipo de salud, que siempre estuvo a mi lado, la cesárea no fue tan terrible como pensaba. A mi pareja lo prepararon para estar presente en pabellón y para que cortara el cordón de nuestro hijito, mientras yo veía como su carita y cuerpecito salían a la luz por primera vez. Fue lo mejor!! Esta hermosa experiencia no la olvidaré nunca, siempre estará guardada en mi corazón y estaré agradecida de mis matronas, doctora y resto del equipo que también lo hizo muy bien.

A pesar del dolor que sentí en un comienzo, yo les recomiendo que asistan a los talleres de preparación para el parto, que les cuenten a sus amigas sobre Obsnatura para que así puedan integrarse y conocer sobre esta hermosa y nueva forma de nacer. No se arrepentirán y siempre recordaran aquel bello momento así como yo también recuerdo el nacimiento de mi primer bebito. Vale la pena intentarlo y vivir el proceso.

Karina Rodriguez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s